DE QUE TAMAÑO ES TU REMO?

Al navegaroars por la vida, algunos estamos satisfechos con ir y venir con la marea, dejándo que la brisa nos lleve donde quiera, ocupándonos solo de sobrevivir y disfrutar algunos pocos placeres que llegan a nuestro alcance.  Otros queremos algo más: queremos ir y perseguir nuestros sueños.

La vida no es exactamente un mar, ni es que nosotros flotamos sobre la vida, pero pensar en esa imagen de que tenemos un barquito en que estamos sentados sirve para ejemplarizar la diferencia entre los que logramos el éxito y los que viven lamentándose de su situación.  Imagínense en su barquito al nacer, con sus padres aguantando tu barquito mientras te enseñan a sobrevivir, a sacar comida del mar, a protegerte de las tormentas, y las formas mas básicas de avanzar por la vida.   Muchos padres no saben nada sobre la navegación, ni las brisas, ni los principios de como nadar.  No es su culpa: a ellos tampoco les enseñaron.  Y no importa, porque si eres una persona que decide ir a otro lugar, a otro mar, a otra forma de vivir.  Si decides hacerlo tendrás que aprender las reglas de ese nuevo oceano de experiencias.

Como niño te enseñaron a mantener tu antención sobre tus padres, tu familia, y quienes te rodean.  Te enseñaron a comportarte bien, para no crear problemas y evitarte malos ratos – llamémoslos castigos o accidentes.  Y eso es muy importante para un joven navegante: aprender a sobrevivir los muchos peligros que rodean a su comunidad.   Aprendimos.  De hecho, lo aprendimos tan bien que algunos continuamos  prestando atención a los demás, opinando y ubicándonos según su posición y acciones, agarrándonos de los barquitos ajenos y nunca mirando nuestra propia situación.  Otros, como yo y tu, que nos llaman distraídos o soñadores, miramos mas allá hacia el horizonte… y comparamos lo que vemos con nuestra situación actual.

Es en ese momento que empezamos a buscar la forma de mover nuestra barca a otros lugares.   Nos dicen rebeldes porque nos soltamos de los demás, y al principio solo la brisa, la marea y las corrientes nos mueven, pero eso no dura mucho: nuestros deseos de vivir mejor pronto nos impulsan a experimentar y a aprender nuevas formas de movernos.

Tras descubrir como nadar, halando nuestra barca, o como usar las manos para empujarnos, pronto surgen otras ideas.  Algunos ponen algo a estilo de vela para que la brisa los lleve mas rápidamente, cual viajero que confía en el destino, y otros preferimos tomar los maderos que flotan en el mar y usarlos como remos.

El remo nos da libertad de decidir nuestro destino y eso es una herramienta básica del líder.  Con un remo podemos ir donde queremos ir, contra viento y marea (por muy lento que sea).  Pero hay distintos tipos de remos y hay distintas estrategias de navegación.  La experiencia y el aprender de los maestros de la vida nos enseñan estos detalles y empezamos a hacer y lograr cosas que nadie se imaginaba posible en el lugar que nos vió nacer.

  • “Mantén la vissta en tu destino” es una de las instrucciones…
  • “Coloca el remo en el agua antes de hacer tu esfuerzo para moverlo” es otra…
  • “Viaja en contra del viento durante una tormenta” es otra instrucción, y así, poco a poco vas aprendiendo, y descubres que puedes cambiar la forma y el tamaño de tu remo.

¿De qué tamaño es el remo que debes usar?  Bueno, el remo tiene que ser suficientemente grande para empujar tu nave, tu ser, y suficientemente pequeño como para que puedas levantarlo y moverlo en el agua.  Por eso, al agarrar fuerza y experiencia nos encontramos que los remos del pasado nos quedan chicos porque ya podemos empujar con mas fuerza y podemos controlar mayores velocidades y contratiempos.  Incluso, podemos decidir escapar de peligro o enfrentarlo con nuestro remo listo para batallar!

Entonces, que vas a hacer ahora, en el mundo real?   Tienes un remo?  Como lo describes?  Puede ser tu empleo, tu pareja, tu inteligencia, u otra ventaja o destreza” algo que te hace distinto, una distinción que puedes aprovechar para moverte hacia tu meta o metas.  O es que tienes varios remos?  Esto te permite cambiar de remo según tus necesidades!  Que maravilla!  Pero, incluso con un solo remo pequeño, te puedes mover!   Milagro de milagros: pues escoger como vivir y cambiar el destino con que naciste!

La libertad puede ser tuya, pero hay que aprender y hacer el esfuerzo, porque remar (y actuar exitosamente en la vida real) no tiene nada de facil.  Y si prefieres volar o moverte de otra forma hacia tus metas, pues eso también funciona cuando lo aprendes a hacer!  Solo requerda que tienes que elegir, decidir cual de tus talentos vas a usar, y de que tamaño ha de ser tu remo.  Pide ayuda si no sabes que hacer:  un buen maestro o coach (entrenador) siempre es útil!  Píde ayuda hoy mismo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s